Para ti, que has decidido tener libertad financiera y ser tu propio jefe, debes tener claro que los ahorros que hagas en este momento a pensiones te van a permitir, en el futuro, obtener unos ingresos mensuales similares a los obtenidos en tu vida laboral y te garantizarán mantener el estilo de vida que llevas en la actualidad.

Así mismo, te ayudarán a alcanzar tus metas a corto, mediano y largo plazo.

Recuerda que la pensión es un ingreso mensual para la vejez que recibes una vez hayas terminado tu vida laboral, siempre y cuando hayas hecho los aportes correspondientes para cumplir con los requisitos previstos en la ley, tales como haber acumulado un número mínimo de semanas de cotización o tener un capital mínimo ahorrado y alcanzar la edad determinada (mujeres: 57 años o más, hombres: 62 años o más).

También es un ingreso mensual para ampararte en caso de invalidez, así como para proteger a tu familia en caso de que fallezcas. ¿Quieres saber algunos beneficios que tienes al cotizar a un fondo de pensiones? Haz clic aquí.

Si quieres conocer un caso de la vida real, mira la historia de Luis Augusto, un publicista que logró cumplir con los requisitos y hoy siente una paz y tranquilidad indescriptible. ¡Sigue sus consejos!

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.