Parece un tema complejo, pero no lo es. Todo depende de la explicación. El enfoque técnico definirá a las Administradoras de Fondos de Pensiones en Colombia (AFP) como una sociedad de servicios que, a través de la administración de fondos de pensiones obligatorias, fondos de cesantías y fondos de pensiones voluntarias, permite que los ahorros de los afiliados generen una alta rentabilidad a largo plazo. En Colombia existen cuatro de ellas: Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia. Muy enredado, ¿no?

Ahora la forma sencilla y clara. Imaginémonos un conjunto residencial. Cada uno de nosotros es propietario de un apartamento dentro del mismo, y necesitamos de alguien que haga la administración -para mantener la seguridad e infraestructura de los apartamentos del conjunto- esto es exactamente lo que hacen las AFP cuando administran los recursos ahorrados por los trabajadores.

Si la administración hace bien las cosas para todos, por ejemplo, conservar las zonas verdes en perfecto estado, nuestros apartamentos se valorizan y así seguimos con esa administradora, pero si, por el contrario, hace algo que va en contra de los intereses del conjunto, podemos cambiarla sin que eso signifique que vamos a dejar de ser dueños de nuestro apartamento.

Por lo anterior, así como cada apartamento es de su dueño, cada cuenta de ahorro es individual, sin importar la administradora que la esté manejando. La plata de tu ahorro es solo tuya.

Ahora bien, en el caso de las AFP, la ley colombiana exige que ellas inviertan parte de sus recursos (propios) en los mismos productos que han invertido el dinero de los ahorradores. Esto es como si la administración de un edificio estuviese obligada a tener un apartamento en la copropiedad que administra.

Lo anterior hace que AFP y ahorradores tengan un interés común: si las AFP hacen bien su trabajo, se garantiza que los recursos administrados también tengan buenos resultados. Sencillo ¿cierto?

Un dato que quizá no sabías: en el 2019 los rendimientos de los trabajadores afiliados a las AFP llegaron a los $40 billones de pesos, todos estos recursos de propiedad de los afiliados, y que se constituyen en una garantía y respaldo para su etapa de retiro. Lo que demuestra una buena administración de tu ahorro.

Si quieres ver un caso de la vida real, mira el de Delia, una mujer que logró pensionarse y que gracias a eso hoy no depende de nadie más y puede disfrutar de viajes y su familia.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.