¿Cómo dar un uso inteligente a tus cesantías?

¿Cómo dar un uso inteligente a tus cesantías?

Febrero es un mes muy importante para los trabajadores colombianos porque el 14 de ese mes es cuando recibirán, de parte de su empleador, el pago de sus cesantías. Este beneficio busca ampararte en caso de pérdida de tu empleo, pero también puede usarse para cumplir metas a corto y largo plazo como adquirir tu casa o pagar tus estudios.

Quienes tienen derecho al pago de esta prestación son los empleados con vínculo laboral directo con el empleador. El monto de las cesantías equivale a un mes de salario por cada año calendario trabajado o proporcional si el período es menor de 12 meses.

Si eres un trabajador independiente puedes afiliarte voluntariamente y ahorrar la doceava parte de tus ingresos anuales como cesantías.

Si te interesa saber cuáles son tus derechos y deberes como afiliado al fondo de cesantías, haz clic aquí

¿Cómo las puedes usar?

Para saber cómo sacarle provecho a este ahorro, mira aquí los usos permitidos por Ley:

  1. Terminación de contrato

Puedes retirar tus cesantías si terminó tu vinculación laboral con la empresa en la que trabajaste, en este caso podrás solicitar el saldo total disponible.

  1. Retiro para compra de vivienda o reparación locativa

Puedes retirar tus cesantías para las siguientes modalidades:

  • Pago de créditos hipotecarios
  • Pago de impuestos como el predial y de valorización
  • Usarlas como garantía para acceder al subsidio de vivienda en tu caja de compensación, solicitando la inmovilización de tus Cesantías
  • Usarlas como respaldo para la adquisición de créditos con cooperativas y fondos de empleados, a través de la figura de pignoración de Cesantías: Cooperativas hasta el 50% del saldo disponible de tus Cesantías. Fondo de Empleados hasta el 100% del saldo disponible. Cajas de Compensación hasta el 100% del saldo disponible.
  • Remodelar o realizar reparaciones en la vivienda propia
  1. Educación

Puedes retirar tus cesantías para pagar tus estudios de pregrado y posgrado y seguir ampliando tus conocimientos para tu desarrollo y crecimiento profesional, o también para destinarlas al pago anticipado de la educación superior de tus hijos o dependientes:

  • Pago de matrículas para educación superior, posgrado y educación continua
  • Pago de matrículas para estudios de “desarrollo y gestión del talento humano” ofrecidas en instituciones educativas como: SENA, INCAP, CESDE y otras acreditadas por la Secretaría de Educación de tu ciudad o por el Ministerio de Educación de Colombia
  • Pago de créditos con el ICETEX
  • Diplomados y cursos que cuenten con el reconocimiento por parte del Estado colombiano, en los que se informe que el diplomado o el curso de idiomas complementa el pensum académico.

No aplica para pagar seminarios, conferencias, pagos de derechos de grado e inscripciones.

  1. Retiro por disminución de ingresos por emergencia COVID-19

Puedes retirar tus cesantías si el monto de tu salario tuvo una disminución debido a la Emergencia Económica, Social y Sanitaria que se presentó en Colombia a partir de la pandemia mundial por el COVID-19. Puedes solicitar tus cesantías por este motivo, únicamente, si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones:

  • Presentas disminución en tus ingresos salarial mensual a partir de la Emergencia Económica
  • Tu contrato fue suspendido a raíz de la Emergencia Económica.

¡Ojo! Este motivo de retiro será válido siempre y cuando se encuentre vigente el “Estado de Emergencia” por parte del Gobierno Colombiano, decreto 488 del 2020. Para hacer el retiro debes tener un certificado de tu empleador que demuestre que hubo una disminución de ingresos. 

  1. Servicio militar

Puedes retirar tus cesantías si te encuentras laborando y has sido convocado a prestar el servicio militar, en este caso podrás solicitar el saldo total disponible.

  1. Salario integral

Puedes retirar tus cesantías si cambias el tipo de salario que devengas, es decir, pasas de tener un salario ordinal (1) a uno integral (2)

  • (1) El ordinal es aquel salario en el que se incluye el pago de todas las prestaciones de ley.
  • (2) El integral es aquel salario en el que no se incluye el pago de Cesantías, ni primas, ni beneficios de pago extra; porque se considera que estos pagos ya están incluidos dentro del sueldo que recibes.

Al cambiar tu tipo de salario a integral, podrás retirar el 100% del saldo que has acumulado a la fecha del cambio de tipo de salario. Recuerda que un salario integral es aquel superior a los 10 Salarios Mínimos Legales Vigentes. 

  1. Sustitución patronal

Puedes retirar tus cesantías si la empresa en la que laboras tuvo cambio de dueño o patrono, para estos casos el antiguo empleador consigna el valor total de las cesantías hasta la fecha en que se dio la sustitución. En este caso podrás solicitar el saldo total disponible.

  1. Pignoración

Como respaldo para un crédito puedes pignorar tus cesantías:

  • De vivienda, realizados por una entidad financiera
  • Por cualquier concepto que otorguen las entidades de carácter corporativas, solo podrás comprometer el 50% de estos ahorros
  • De créditos otorgados por los fondos de empleados legalmente reconocidos y cajas de compensación familiar, siendo posible comprometer hasta el 100% del valor de las cesantías
  • Préstamos de vivienda realizados por tu empresa.

Embargo:  según la ley, las Cesantías te las pueden embargar hasta un 50% por concepto de cooperativas autorizadas o para cubrir pensiones alimenticias que exige la ley.

¿Las cesantías generan rendimientos?

Recuerda que en las cuatro Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia) tus cesantías son invertidas para que tu ahorro genere rendimientos y crezca en el tiempo. Existen dos portafolios para optimizar estos rendimientos en función del plazo en que vayas a dejar los recursos ahorrados.

Puedes escoger el portafolio de largo plazo si las guardarás por un buen tiempo como seguro de desempleo o para compra de vivienda, pues la rentabilidad está proyectada en un periodo amplio de tiempo (2 a 3 años). O puedes escoger el portafolio de corto plazo si las usarás próximamente (en menos de un año).

¿Cómo es el trámite para retirarlas?

Actualmente puedes acceder a ellas de manera simple y fácil, incluso sin salir de casa, gracias a que las administradoras han habilitado servicios en línea que permiten que el acceso sea 100 % digital. Para hacer el trámite entra a la página web de tu administradora, lee los documentos que debes presentar de acuerdo con el uso que les vas a dar, realiza la gestión por medio de la app o el portal de afiliados y ¡listo!

Así que ya sabes, las cesantías te abren un mundo de oportunidades si las sabes aprovechar y usar de forma inteligente. Por eso la invitación es a que ahorres las cesantías lo más que puedas y que las uses en momentos de contingencias laborales porque pueden llegar a ser tu salvavidas.

#CesantíasInteligentes

¿Quieres saber por qué tu ahorro pensional está completamente seguro en una AFP? Haz clic aquí.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.