En Colombia, muchos trabajadores no llegan a conocer cómo funciona el sistema pensional hasta que ya están un poco más avanzados en edad. Para que no te coja la noche y estés bien informado, te explicamos cuáles son los tres tipos de pensión que existen en Colombia:

  1. Cuando la persona llega a la vejez.
  2. Cuando el afiliado queda inválido y no puede seguir trabajando.
  3. Cuando muere el afiliado o el pensionado.

Primer caso

Al terminar tu vida laboral, recibes la pensión de vejez si has cumplido los requisitos que establece la ley. Recuerda que, en los fondos privados de pensión, esta pensión se puede solicitar a cualquier edad, siempre y cuando se disponga de un capital suficiente para financiarla.

Otro camino para llegar a esa pensión es por semanas, no importa si no cuentas con el capital suficiente. Basta con que tengas 1.150 semanas cotizadas y cumplas con el requisito de edad de pensión (mujeres: 57 años o más, hombres: 62 años o más) para acceder al Fondo de Garantía de Pensión Mínima. Cumplidos estos requisitos, recibirás una pensión para toda la vida. En caso de morir, tus beneficiarios de ley seguirán recibiéndola.

Segundo caso

La pensión de invalidez que recibe un afiliado al sufrir una enfermedad o un accidente, NO laboral, que conlleve invalidez de por vida (pérdida como mínimo del 50% de su capacidad laboral). Para poder obtener esta pensión la persona deberá, además, haber cotizado al menos 50 semanas dentro de los 3 años anteriores a la fecha del accidente o enfermedad que generó su invalidez. Puedes encontrar más información sobre este tipo de pensión en este enlace.

Tercer caso

La pensión de sobrevivientes, que es el pago mensual que se reconoce a los beneficiarios del afiliado o pensionado, en caso de que éste fallezca por razones distintas a accidentes de trabajo o enfermedad profesional. Si quien muere es el afiliado, la pensión de sobrevivientes se reconocerá siempre que existan beneficiarios y que el afiliado hubiese cotizado al menos 50 semanas dentro de los 3 años anteriores a la muerte. Si quien muere es un pensionado, su pensión se les continuará dando, en las mismas condiciones, a aquellas personas en calidad de beneficiarios.

Las pensiones de invalidez o sobrevivencia, que es como se conocen el segundo y tercer caso, se calculan exactamente de la misma manera en el sistema público o en el privado. 

Si quieres saber más sobre la pensión de sobrevivencia, haz clic en este enlace.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.